X
Sus muestras solicitadas
Tu selección:
logo Showa

NUESTRA HISTORIA

El GUANTE DE PVC: UN HOMBRE CONSAGRADO A PROTEGER LAS MANOS DE SUS CAMARADAS

La historia de SHOWA comienza hace más de 60 años en Manchuria. En aquella época, Akeo Tanaka fue reclutado en el ejército y sufrió, como muchos de sus compatriotas, unas condiciones de extrema dureza. Los duros recuerdos de los soldados que habían perdido sus dedos por la congelación (a pesar de usar guantes de piel de conejo y guantes interiores de algodón) fueron la causa de una reacción que años después revolucionaría el campo de la protección de manos.

Después de la guerra, Tanaka trabajó en la manufacturación de cartuchos de tinta de PVC para estilográficas. Observó que los guantes tradicionales para el trabajo industrial en aquella época eran fuertes pero no funcionales: las dos necesidades más importantes. Inspirándose en las manos de sus camaradas, tuvo la ingeniosa idea de desarrollar un prototipo de guante fabricado con este «material del futuro». Esto fue en 1953 y Akeo Tanaka acababa de inventar el guante de PVC, el primer paso de muchos para alcanzar la que sería la ambición de su vida: la protección de las manos.

El primer guante de PVC se diseñó con el objetivo de ser práctico y seguro: grueso en la palma y en las yemas de los dedos, con un puño más delgado para facilitar la colocación. Gracias a la cualidad táctil del movimiento de los dedos y la durabilidad del guante, este prototipo comenzó a ganar popularidad en el uso marino, en el sector industrial y en el comercio pesquero (en la actualidad, SHOWA 660 domina este mercado)

DESARROLLO DE LA INDUSTRIA: UN MOMENTO DECISIVO PARA SHOWA

Gracias a la rápida automatización alcanzada durante la década de los años 70, el guante industrial de PVC marcó un hito decisivo. La precisión en el trabajo pasó a ser la finalidad principal de los guantes de trabajo. De este modo los nuevos productos necesitaban ofrecer una precisión exacta de movimiento sin perder fuerza y durabilidad. Por otra parte, la costura interior del guante era una causa de malestar para muchos clientes. Para responder a las necesidades, SHOWA desarrolló SHOWA 610 con un forro interior cómodo y sin fisuras. Este modelo fue el primer producto patentado de SHOWA, concediendo a la marca cerca de 20 años de derechos exclusivos para vender e impulsar la empresa hacia un futuro próspero.

 

SOMOS SHOWA

CADA UNA DE NUESTRAS INNOVACIONES HA SIDO CREADA POR UNA RAZÓN ESPECÍFICA. CONSULTA LAS HISTORIAS QUE INSPIRARON NUESTRAS CREACIONES...

By continuing to browse the website you are agreeing to our use of cookies to propose you the most relevant services and offers. For more details, review our cookies policy.
Click here and agree